José Luis Azcona, obispo emérito de Marajó (Brasil), Premio Internacional Jaime Brunet 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El galardón reconoce la labor del agustino navarro en su lucha contra la prostitución infantil y la trata, razón por la que ha sido amenazado de muerte

JOSU ÁLVAREZ DE EULATE PAMPLONA 09.12.2021 |Noticias de Navarra| Monseñor José Luis Azcona, agustino recoleto natural de Pamplona y muy vinculado a Dicastillo, obispo emérito de Marajó (Brasil), ha recibido el Premio Internacional Jaime Brunet a la promoción de los Derechos Humanos de la Universidad Pública de Navarra 2021. Tal y como se recoge en el fallo, el jurado ha premiado «su lucha incansable por la promoción y defensa de los derechos humanos en Brasil» y, muy en particular, «su firme actitud contra la explotación sexual y la trata de menores».

El fallo ha sido dado a conocer este jueves, víspera del Día Internacional de los Derechos Humanos, en una rueda de prensa en la que han intervenido el presidente del jurado y vicepresidente de la Fundación Brunet, Joaquín Mencos Doussinague, y el secretario del jurado y catedrático de Derecho Constitucional de la UPNA, Alejandro Torres Gutiérrez.

El jurado, que ha concedido el premio a Azcona por unanimidad, ha destacado en el fallo su «lucha incansable por la promoción y por la defensa de los derechos humanos en Brasil, muy en particular por su firme actitud contra la explotación sexual y trata de menores y mujeres durante casi tres décadas», en concreto desde 1987 hasta el 2016.

La lucha del obispo, ha destacado, «se ha dirigido también contra la destrucción del medio ambiente y la sobreexplotación de los recursos naturales y la pesca en la región».

Su «defensa activa por los derechos humanos», ha señalado el jurado,» ha puesto su vida en peligro» ya que en 2007 fue «amenazado de muerte por las mafias locales».

«Este esfuerzo a favor de los derechos humanos, especialmente de los más desfavorecidos, el respeto de la dignidad de la mujer y de los más débiles, son precisamente valores cuya consecución ha inspirado desde sus inicios a la fundación Jaime Brunet», ha asegurado el jurado.

Su figura, ha indicado, «es sin duda reconocida y admirada» en la Amazonia oriental «tanto por las comunidades locales como por las comunidades judiciales del Estado».

«Si nos pusiésemos en su lugar nos daríamos cuenta de las enormes necesidades que tienen apoyo en las comunidades locales, que están siendo empujadas desde hace décadas por intereses de empresas por deforestación y la sobrepesca», ha mencionado Mencos denunciando que además el abuso para adolescentes chicas y chicos «está a la orden del día».

Según ha informado Torres, en total se han presentado 82 candidaturas para este galardón, dotado con 36.000 euros que, a juicio de Mencos, «seguro que estarán bien empleados» en cubrir las necesidades que «él sabe que tiene a su alrededor».

En concreto, han adelantado desde la UPNA, el galardonado tiene previsto destinar la dotación del premio a desarrollar distintos programas de apoyo y protección de víctimas de trata llevados a cabo por la Fundación Ágape da Cruz, la Comisión Justicia y Paz y el Instituto de Derechos Humanos Dom José Luis Azcona.

Monseñor José Luis Azcona, han informado desde la UPNA, nació en Pamplona en 1940 y ha desarrollado su actividad en favor de los derechos humanos en Brasil a excepción de un corto periodo en Alemania que discurrió entre 1966 y 1970 y en el que trabajó como capellán de inmigrantes españoles.

Según la nota de prensa emitida desde la universidad, su candidatura presentada por la Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta indica que «sus artículos en la prensa local, a través de los cuales defendía a esos trabajadores y trabajadoras, causaron polémica e hicieron que algunos empresarios pidiesen a sus superiores que no se le permitiera opinar de estas cuestiones».

Desde 1985 hasta la actualidad, detalla el texto, ha trabajado en Brasil, donde se ha convertido en un «referente de la lucha en favor de los derechos humanos» especialmente en una región que «cuenta con los índices de desarrollo humano más bajos de todo el país».

Como ejemplo de su acción por los derechos humanos, ha indicado la UPNA, su candidatura expone que en 2009 impulsó la Comisión de Investigación en el Parlamento del Estado de Pará sobre la violencia y abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes, especialmente en Marajó.

En ella «informó de la implicación de políticos y empresarios en la captación de menores» que en ocasiones «eran abordados en las escuelas y en las calles a plena luz del día», detalla.

El jurado, ha aclarado Mencos, «no buscaba una persona de Navarra», pero en sus 20 ediciones esta es la segunda ocasión que el galardón es concedido a una persona nacida en la Comunidad Foral.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
DESTACAMOS

ARCORES inaugura cocinas mejoradas para El Tambillo de Cutervo (Cajamarca, Perú)

Fray Ángel Herrán | El día 21 de junio, a …

Implantando la cultura vocacional en Argentina

La visita de Fr. Gustavo Barbiero y André Pereira a …

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS