Agustinos Recoletos
ARTÍCULOS

¿Qué es la inteligencia corporal – cinestésica?

Fray César Irigoín | En muchas circunstancias y contextos de nuestra labor académica, hemos hecho caso omiso al valor que juega nuestro cuerpo a la hora de conocer, aprender e interpretar acontecimientos que suceden en lo más ordinario de nuestra vida. Y es que el cuerpo es un todo integrado con el sistema nervioso para lograr no solo el desempeño físico.

Teniendo clara la importancia de nuestro cuerpo deberíamos saber que muchos aprendizajes que se obtienen constantemente están ligados a sensaciones corporales en interacción con nuestro medio, ya sea bailar, cantar, aprender a tocar algún instrumento musical, realizar actividades de esfuerzo físico o comunicar señales que nuestras emociones quieren transmitir.

En más de una ocasión, los sentidos de la vista y el oído no son suficientes para unificar el conocimiento, ni para comprender o registrar información. Por esta razón, nuestros alumnos deberían recurrir a procesos didácticos prácticos como es el caso de los aprendizajes táctiles y kinestésicos, ya sea manipulando objetos, experimentando corporalmente lo que aprenden para poder interiorizar la información.

Quizá los peripatéticos nos den una gran lección cuando reflexionaban mientras caminaban y paseaban por los alrededores del templo de Apolo Licio. Grandes pensadores y escritores de forma consciente o inconsciente deambulaban por sus jardines con la finalidad de inspirarse manteniendo su cuerpo en forma. He ahí la importancia de saber aprovechar los espacios de nuestros colegios para el desarrollo de esta actividad. Es que aprender mediante el hacer, por medio del movimiento y de las experiencias multi-sensoriales es más interesante y atrayente que de forma estática.

Un dato importante a tener en cuenta es que, si queremos que los niños sean pensadores, solucionadores de problemas y resolutivos en la toma de decisiones, tenemos que darles las oportunidades para pensar, para equivocarse, para identificar y resolver problemas y para tomar decisiones. Por consiguiente, “el desarrollo de esta inteligencia ha de respetar algunos principios didácticos fundamentales tales como: aprender haciendo, dar significado, integrar y adaptar los conocimientos a diferentes contextos, reflexionar sobre lo realizado y generar creatividad, innovación y responsabilidad” (Moreno y Fuentesal, 2018., p. 114).

Teniendo clara la idea que estamos tratando podríamos ahora definir la inteligencia corporal-cinestésica como la entendía Gardner (1987) de la siguiente manera:

La capacidad para utilizar el cuerpo en formas altamente diferenciadas   y diestras, con propósitos expresivos y también dirigidos a metas… la capacidad de trabajar de forma diestra con objetos, tanto en movimientos que requieran motricidad fina de los dedos y las manos como en aquellos que aprovechan los movimientos motrices gruesos del cuerpo (p.28).

Como es ya de su conocimiento, la inteligencia corporal se utiliza en diferentes escenarios como es en el caso de bailarines, deportistas, mimos, músicos, artes escénicas, artes gráficas, ingenieros, arquitectos…; sin embargo, es necesaria ser educada y practicada desde los primeros años para desarrollar el gran potencial de los dicentes.

Desde el punto de vista metodológico podríamos desarrollar esta inteligencia según nos propone Lazear (1991) en cuatro etapas:

  • Despertar la inteligencia a través de experiencias multisensoriales.
  • Amplificar la inteligencia con objetos y acontecimientos de su propia elección.
  • Enseñar con/para la inteligencia diaria a través de las hojas de trabajo y proyectos y discusiones en pequeños grupos.
  • Transferencia de la inteligencia reflexionando sobre las experiencias de aprendizaje de las etapas anteriores y relacionarlas con los problemas y desafío del mundo fuera de clase.

Finalmente, algunas estrategias que podríamos emplear para desarrollar en los alumnos a potenciar esta inteligencia serían a través de:

  • Estrategias de representación corporal.
  • Estrategias de aprendizaje.
  • Estrategias de movimiento.
  • Estrategias de comunicación corporal.

Noticias Relacionadas

Pastoral Vocacional en tiempos de pandemia

Augusto Uriarte

En Semana Santa, más unidos que nunca

Augusto Uriarte

Resiliencia: la oportunidad para renacer

Nicolás Vigo

10 de agosto, día para recordar a nuestros diáconos

Rodolfo Werneck

Tiempo de pandemia: tiempo para Cristo

Nicolás Vigo

El Espíritu que habita en mí

Nicolás Vigo

Deja un comentario