Agustinos Recoletos
  • Home
  • ENTREVISTAS
  • Fray Sofiano Ayquipa: «La parroquia ha buscado reinventarse para seguir realizando su labor pastoral y social»
ENTREVISTAS Parroquias Perú

Fray Sofiano Ayquipa: «La parroquia ha buscado reinventarse para seguir realizando su labor pastoral y social»

Los agustinos recoletos de Chota enfrentan la pandemia con decisión

Por fray Nicolás Vigo | Chota es una parroquia que los Agustinos Recoletos mantienen en los Andes del Perú, en la provincia de Cajamarca; además de la parroquia, allí está ARCORES y Santa Mónica Radio. La parroquia, en este tiempo, juega un rol importante para la atención pastoral a los pobres, así como por su labor de pastoral digital que comparte con Santa Mónica Radio.

La pandemia recién se percibe con intensidad en esta región y amenaza con quedarse un buen tiempo. Fray Sofiano no solo es el párroco, sino el prior de la comunidad, el que tiene que dirigirla con éxito, durante este periodo difícil, para poder atender a los necesitados y evitar contagios.

Por ello, conversamos con él y le preguntamos sobre varios temas relacionados con la importante labor que se hace en esta ciudad, a la que llegaron los Agustinos Recoletos hace 75 años.

  1. Padre Sofiano, sabemos que la parroquia Santa Mónica de Chota realiza una interesante labor de asistencia social. Ha emprendido varias iniciativas, ¿Cuáles son esas?

Efectivamente, desde que se inició el aislamiento social, el 15 de marzo, la parroquia ha buscado reinventarse para seguir realizando su labor pastoral y social. En lo que toca a la parte espiritual, implementamos el servicio de misas virtuales, que un inicio fueron transmitidas desde el plató de Santa Mónica Radio, y después de algunos días, lo trasladarnos a la capilla del santísimo de la parroquia. Así evitamos salir a la calle y exponer, innecesariamente, a los religiosos y a los trabajadores de la radio. Asimismo, para la asistencia y acompañamiento espiritual a nuestros hermanos del campo, implementamos la página del Facebook de la parroquia; además, para poder trasmitir el rezo del rosario, todas las tardes, y los días jueves, la Hora santa.

La experiencia ha sido muy provechosa para nosotros. Este medio nos ha permitido entrar en las casas de muchas familias. Hemos creado un apartado en la página de la parroquia, donde la gente pueden escribirnos para dejar sus intenciones: ya sea para rezar por sus familiares enfermos o por alguna otra necesidad espiritual. Estas intenciones las mencionamos todas las tardes en el rosario o en la misa, según sea el caso.

Además de este soporte espiritual, implementamos un equipo de ayuda social, para socorrer con alimentos a familias de nuestra jurisdicción parroquial, que no fueron atendidos por las ayudas que les ofreció el Estado. Esta pequeña cruzada, la promocionamos mediante anuncios que pusimos en la página de la parroquia. Ellos fueron bien acogidos y tuvieron respuestas generosas de algunas personas de buen corazón. Ello nos permitió poder ayudar a las primeras familias más necesitadas de algunas zonas del campo.  

  • ¿Cómo ha hecho para atender a los más pobres durante el confinamiento?

A pesar que la parroquia no cuenta con presupuesto para este tipo de ayudas, hemos buscado socorrer algunas de las familias más pobres de las zonas y sectores del campo nuestra parroquia, En un principio, el apoyo económico lo hemos conseguido de personas allegadas a la parroquia y también de gente de Lima y de otros lugares del país que se enteraban de lo que estábamos haciendo, por las fotos que subíamos a la página del Facebook de la parroquia de las ayudas que dábamos a las familias del campo.

Para esto también hemos recibido ayuda de Monseñor Fortunato Pablo, a través de Cáritas y también de una asociación de jóvenes de Chota.

Los catequistas han identificado a las personas más necesitadas de las comunidades del campo. Ellos han sido para mí de gran ayuda.

  • ¿De qué manera la Vicaría le apoya para la asistencia de las personas más pobres que usted tiene identificadas?

Desde la Vicaria, el P. Víctor y su consejo, tuvieron la iniciativa de sumarse a la labor que la parroquia estaba realizando en favor de los más pobres, haciéndonos llegar un aporte económico para favorecer a 14 familias de las zona y sectores del campo de nuestra parroquia.

Posteriormente, la Vicaría junto con ARCORES, realizaron una campaña para recolectar fondos, en los diferentes misterios que los religiosos atendemos en el Perú. Con esta actividad, se logró sensibilizar a la gente para que colaboren en esta noble iniciativa. De todo lo recogido, a nuestra parroquia nos han destinado la ayuda económica para asistir a 15 familias, las cuales estamos atendiendo desde el mes de junio y también lo seguiremos haciendo en julio y agosto.

  • Los especialistas advierten que los contagios se expanden a las zonas rurales, ¿Cómo hará para evitar contagios?

En la parroquia hemos suspendido las misas con pueblo, todas las reuniones de grupos, comunidades y la atención en el despacho. Para evitar los contagios estamos siguiendo los protocolos que las autoridades sanitarias han establecido para combatir esta pandemia. Cuando salimos de casa llevamos siempre las máscaras, los guantes, nos lavamos las manos y mantenemos la distancia debida con las personas a las cuales les llevamos las canastas de víveres a sus casas. En todo momento las coordinaciones con la gente, se hacen por teléfono, sobre todo, cuando vamos al campo.

  • La comunidad de Chota fue una de las primeras en responder durante la cuarentena con la pastoral virtual, las misas y los rezos por Internet, ¿Cómo ha sido esto?

Esta experiencia para mí, y creo que para mis hermanos de habito, ha sido algo positiva, gratificante; ya que esta idea surgió para asistir y animar espiritualmente a nuestras comunidades del campo, con el paso de los días fue creciendo y poco a poco nos hemos extendiendo hacia otros lugares. Hemos salidos del ámbito de Chota. Hay gente que sigue las misas, el rezo del rosario y la hora santa desde Lima, Chiclayo, Cajamarca, Arequipa, Ilo, Piura, la selva y otros lugares más allá de las fronteras del país. Esto lo sabemos por los comentarios y los saludos que nos envían al Facebook de la parroquia.

Además, a través de estos medios virtuales estamos llegando a personas, y a muchas familias a las que intentamos animar, acompañar y evangelizar con la Palabra de Dios.   

  • Los especialistas advierten que la pandemia recién empieza en Cajamarca, ¿Qué medidas tomará la comunidad para evitar contagios?

Los religiosos que atendemos pastoralmente en esta parroquia, ante el incremento de personas contagios y para evitar el riesgo de que otras personas se contagien, hemos visto por conveniente seguir asistiendo a los fieles de manera virtual. Esto supone que por el momento no abriremos el templo y que las personas que requieran coordinar alguna celebración lo pueden hacer por Facebook o el teléfono de la parroquia. 

  • La ansiedad y el estrés han afectado a muchas personas durante la pandemia, ¿de qué manera la pastoral de la parroquia ayuda a combatirla?

En todo momento los religiosos en las celebraciones de la misa, del rosario y de la hora santa les acompañamos con mensajes de esperanza, tanto en las homilías, en las reflexiones, para ayudarles a superar el miedo y la angustia que muchos sienten al enterarse que algún familiar ha sido contagiado o ha fallecido víctimas de la COVID 19. A otras personas que nos escriben y nos piden consejo las atendemos vía teléfono, correo electrónica o WhatsApp para atender sus consultas. Eso es lo que estamos haciendo por el momento.   

  • También durante este tiempo, la parroquia emplea la radio para llegar a los niños y padres por medio de la catequesis, ¿Cómo beneficia esto al trabajo pastoral?

En este tiempo en que nos es imposible poder juntar a los niños y a los padres de la catequesis familiar hemos optado por seguir con la formación sacramental de los niños de manera virtual. Esta experiencia es novedosa para mí y para las personas que nos ayudan como catequistas.

La respuesta por parte de los padres y de los niños es bastante positiva, ya que su interés por seguirnos a través de la radio, nos motiva a prepararnos con mayor esmero para dar lo mejor de sí. Por su parte, los niños hacen lo suyo en casa, mandándonos los trabajos que les mandamos realizar por medio de WhatsApp, para hacerles el seguimiento respectivo. Esta experiencia los niños lo toman con bastante entusiasmo y responsabilidad. 

  • ¿Cree usted que la pandemia en el Perú será devastadora como se prevé?

Creo que sí, por el incremento de casos que se están dando en algunos lugares, en los que las autoridades han perdido el control, ya sea por falta de planes y estrategias, para asegurar las normas de prevención o por la negligencia y descuido de la propia gente que no toma en serio esta pandemia.   

Noticias Relacionadas

La parroquia Santa Mónica de Chota empieza la misión casa por casa

Nicolás Vigo

César Ulises Irigoín: «Cuando vemos que los infectados y los muertos aumentan pareciera que aquí acabará todo»

Nicolás Vigo

La parroquia Santa Rita de Casia (Lima) intensifica su labor social durante la pandemia

Nicolás Vigo

La campaña solidaria de los frailes de Perú recogió diez mil soles

Nicolás Vigo

La provincia Santo Tomás de Villanueva estrena su página web en portugués

Nicolás Vigo

El invernadero de los Andes peruanos

Nicolás Vigo

Deja un comentario