Agustinos Recoletos
  • Home
  • España
  • José María Bernal: «Es muy importante mantener nuestra identidad y ofrecer una propuesta diferente, basada en el acompañamiento personal y los valores agustinianos»
ENTREVISTAS España

José María Bernal: «Es muy importante mantener nuestra identidad y ofrecer una propuesta diferente, basada en el acompañamiento personal y los valores agustinianos»

Entrevista a José María Bernal de la Residencia Universitaria Agustiniana de Salamanca

Por Nicolás Vigo | José María Bernal es el director técnico de la Residencia Universitaria Agustiniana de Salamanca, una residencia que acogía a más de una cincuentena de universitarios salmantinos; no obstante, después de la pandemia que arrebató muchas vidas en España, planifica reabrir sus puertas en setiembre. Para saber más sobre ello y, cómo se ha mantenido durante la pandemia, conversamos con él.

  1. José María, ¿Cómo ha afectado el confinamiento por la pandemia de la COVID-19 a la residencia universitaria?

Desde el día 13 de marzo, dos días antes de la declaración del Estado de alarma nacional, nos vimos afectados por una orden regional, que, como medida de prevención, obligaba al cierre de todos los Colegios mayores y Residencias universitarias de la región. Por tanto, en un par de días, organizamos todo lo necesario para que cada uno de nuestros residentes pudieran regresar a sus casas con las garantías máximas de seguridad y procedimos al cierre temporal de nuestras instalaciones.

  • Durante el curso regular, ¿Cuántos jóvenes tenían en la residencia?

Durante el curso 2019-20 hemos contado con 65 residentes, que son la totalidad de plazas que tenemos disponibles. Normalmente contamos con jóvenes que proceden de otras nacionalidades, como Colombia, Ecuador, Francia, Italia, e incluso, Japón, lo cual enriquece enormemente la convivencia; pero este año ha sido la excepción y sólo tenemos españoles.

  • Una institución no puede desaparecer de un momento a otro, ¿Cómo han mantenido el nombre de la residencia en las redes sociales, durante la pandemia?

Nuestra presencia en las distintas redes sociales ha sido constante durante este tiempo, al igual que en cualquier otro periodo, tanto para informar de las novedades que afectan a la institución o que puedan interesar a nuestros residentes, como para sensibilizar sobre medidas de prevención y protección, así como para compartir información relativa a nuestra familia agustino recoleta u otras instituciones de carácter social con las que colaboramos.

  • La residencia Agustiniana se ha caracterizado por el trato personalizado y el concepto de familia, ¿Cómo han mantenido esta característica durante el confinamiento?

La verdad es que no ha sido sencillo, teniendo en cuenta la distancia física y las circunstancias que nos atañen en esta crisis sanitaria, pero como decía antes, hemos mantenido el contacto diario a través de las redes sociales y una comunicación directa y fluida tanto con residentes, como con sus familias, informando puntualmente de las novedades, resolviendo dudas o colaborando en la solución de los distintos problemas por los que se pudieran ver afectados en esta situación.

Aunque las instalaciones están cerradas, seguimos prestando atención telefónica o vía mail 24 horas. También hemos realizado alguna reunión por videoconferencia para poder saludarnos y contarnos como nos va. Creo que, entre todos, hemos conseguido mantener viva la llama de la unidad y la amistad que, como decías, nos caracteriza.

  • Muchas empresas han tenido que reinventarse o reorientar su actividad económica, ¿Será el caso de la Residencia Universitaria Agustiniana?

Nuestra residencia es una institución fuerte, con una amplia trayectoria y un reconocido prestigio dentro del ámbito educativo/residencial, por lo que incluso, hemos podido permitirnos, ciertamente no sin algún sacrificio, apoyar a las familias de nuestros residentes suspendiendo el pago de las mensualidades pendientes de abril a junio.

Como decía antes, hemos tenido que renunciar a ciertas cosas, como la ampliación de algunas plazas o la modernización de algunas instalaciones, que ya estaban previstas; pero lo primero es lo primero.

Asimismo, esperamos poder reanudar la actividad ordinaria en septiembre u octubre de este año, aunque también contamos en nuestro proyecto con planes de contingencia, en caso de ser necesarios. Nosotros, que somos gente de «corazón inquieto», estamos obligados a mirar siempre un poco más allá.

  • Después de la desescalada que ha emprendido España, ¿Cómo imaginas que afectará la pandemia a la vida de la ciudad turística?

Ciertamente, los efectos económicos derivados de esta crisis sanitaria ya se están notando en nuestro entorno, y todo apunta a que irán a peor, pero creo que ahora de lo que se trata es de adaptarnos a una nueva realidad. Ahora es cuando todos tenemos que ser más precavidos y, sobre todo, más responsables del que tenemos al lado. De todos modos, Salamanca es una ciudad eminentemente académica y universitaria, por lo que, aunque el sector turístico se verá afectado, no creo que sea determinante.

  • ¿Cómo auguras el futuro de las residencias universitarias en Salamanca?

Pues de momento están al alza. Ayer mismo, como presidente de la Asociación de Residencias universitarias y colegios mayores de Salamanca, me comunicaron la apertura de una nueva residencia para el próximo curso, y eso que ya hay en marcha la construcción de varias más, que prácticamente duplicarán la oferta de plazas disponibles. Por eso nosotros consideramos que es muy importante mantener nuestra identidad y ofrecer una propuesta diferente, basada en el acompañamiento personal y los valores agustinianos. No solo ofrecer un lugar donde dormir y comer.

  • ¿Cómo han pasado la pandemia los frailes de la casa de reposo Santo Tomás de Villanueva?

Como el resto de la población, al principio con incredulidad y miedo, y luego con mucho respeto, seriedad y precaución. Han tomado toda serie de medidas higiénico/sanitarias, intentando adelantarse a los acontecimientos. Gracias a Dios, todos están bien y no se han visto afectados por el dichoso virus. Seguiremos rezando para que así sea, que parece que también da resultado.

Noticias Relacionadas

Visita de renovación a la Comunidad Santo Tomás de Villanueva de Granada

Vanesa Pagiola

Visita fraterna a la casa Noviciado de Monteagudo

Sergio Sambl

Prior provincial: «Vemos «la nueva normalidad» con incertidumbre y preocupación»

Nicolás Vigo

Tiempo de confinamiento una oportunidad de convivencia

Augusto Uriarte

Los dircoms alistan cambios para la comunicación institucional de la Provincia

Nicolás Vigo

El prior provincial visita la comunidad de Hospitalicos (Granada)

Vanesa Pagiola

Deja un comentario