Agustinos Recoletos
Venezuela

Profetas del Reino en tiempos de coronavirus

Fray Roberto Mason | En 2020, el tema de los proyectos sociales en las periferias adonde la Orden Agustina Recoleta actúa es «Somos profetas del Reino». Los pobres son los protagonistas-destinatarios del apostolado en la acción pastoral, social y educativa. En tiempos de coronavirus en Venezuela el llamado para ser profetas del reino haz con que todos los agustinos recoletos vivan su vocación de acuerdo con las pautas establecidas en la realidad desafiante para los pobres y necesitados, duplamente castigados por el sufrimiento de la situación del país y por las consecuencias de la pandemia y su cuarentena social. 

El Proyecto de Vida y Misión de la Orden, proyecto de la misión de cada agustino recoleto, invita a cada uno ser Profetas del Reino, y desde onde este ubicado, proclamar con alegría y esperanza el Evangelio que da vida. Los frailes recoletos en Venezuela – como en todo el mundo – viven de tal manera que sus vidas se tornan testimonio del cumplimiento del proyecto creativo del Padre. Como profetas en tiempos de coronavirus en la alarmante situación social em que vive la mayoría de los venezolanos, denuncian las injusticias y aportan en generosidad para ir al encuentro de las necesidades de los pobres y los necesitados.

El prior general, fray Miguel Miró y el secretario general, fray Juan Pablo Martínez, se encontraban en Venezuela cuando fue decretada la cuarentena social en todo el país en meados de marzo. Precisamente, se encontraban en la comunidad San Onofre por ocasión de la visita de renovación a las comunidades en Venezuela. Recordamos aquí las palabras del prior general de que “el carisma que nos identifica con el estilo de San Agustín y el espíritu de Recolección no nos aísla, sino que nos impulsa a vivir una espiritualidad evangélica de comunión y fraternidad”. Aunque que aislados del pueblo de Dios físicamente, los Agustinos recoletos en Venezuela mantienen una presencia real-virtual que certifica esta comunión y fraternidad. 

El Espíritu Santo mueve los agustinos desde el fondo de sus corazones a ser creadores de la comunión en la Iglesia y en el mundo. La ocasión del coronavirus demuestra, a través de la creatividad de los frailes, la comunión con la Iglesia, fraternidad entre los hijos de Dios. En Venezuela, como en gran parte del mundo hoy, este es nuestro desafío y nuestra misión. 

La cuarentena social renueva el llamado a la conversión personal, comunitaria y pastoral porque son nuevos desafíos que exigen nuevas maneras de responder al llamado de Dios a ser Profeta del Reino. Es necesario cambiar todo lo que tiene que cambiar en nuestras vidas, en nuestras comunidades y en nuestras estructuras para ser coherentes con las necesidades prácticas de los tiempos de coronavirus y cuarentena social, reaprendiendo a trabajar en equipo según los nuevos desafíos de no se poder reunir físicamente, y siempre valorando la contribución de los demás, uniendo esfuerzos con la Iglesia y comunidad recoleta local, regional y mundial. Juntos con los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos logramos ser verdaderos profetas del Reino (cf. Fray Miguel Miró Miró – Mensaje del Prior General: Ideario agustino recoleto del ministerio pastoral 2018).

El objetivo de la Orden Recoleta para 2020 se centra en los más necesitados y más pobres, siguiendo la línea del Papa Francisco. La pandemia no descartó este objetivo; en verdad, lo refuerza. Con o sin coronavirus, continuamos a difundir, a través de los diferentes ministerios, el trabajo espiritual y social realizado por los agustinos recoletos desde siempre, teniendo a los pobres como prioridades y fortaleciendo el valor de la justicia solidaria. Ante el desafío de la exclusión social, agravada por la cuarentena social, la injusticia y la proliferación de una cultura de la muerte, la Orden de Agustinos Recoletos está comprometida con la misericordia, la defensa pública de los valores negados, la elección de los excluidos y la estima de la interculturalidad.

«La Iglesia necesita a los profetas», dice el Papa Francisco, y agrega afirmando que es necesario que todos seamos profetas, que cada uno sea el profeta “que ora, mira a Dios, a su pueblo, siente dolor cuando la gente se equivoca, llora, es capaz de llorar por la gente, pero también es capaz de hacer todo lo posible para decir la verdad». (Papa Francisco, Meditaciones matutinas en la Santa Misa celebrada en la capilla de la Casa Santa Marta el 17 de abril de 2018). Decir y actuar, como verdaderos Profetas del Reino. 

Fuente: sitio de la Orden de Agustinus Recoletos

Noticias Relacionadas

El prior general visita la comunidad Fray Luis de León de Caracas

Roberto Mason

El Prior provincial hace una visita fraterna a Venezuela

Roberto Mason

Fiestas Patronales en San Judas Tadeo de Caracas

Roberto Mason

Mensagem do prior provincial pelo dia de Santa Madalena de Nagazaki

Vanesa Pagiola

La Diócesis de Coria (España) hace una donación a los religiosos de Maracaibo Venezuela)

Nicolás Vigo

ARCORES, 3 años en Venezuela: “La esperanza de los pobres nunca se frustrará”

Roberto Mason

Deja un comentario