Agustinos Recoletos
  • Home
  • ENTREVISTAS
  • «Hemos querido intensificar la capacitación y preparación de los promotores vocacionales»
Brasil ENTREVISTAS NOTICIAS

«Hemos querido intensificar la capacitación y preparación de los promotores vocacionales»

Comunicar el mensaje cristiano a los jóvenes de hoy es un gran desafío

Por Nicolás Vigo

Gustavo Barbiero es un agustino recoleto, presidente del Secretariado de Juventud y vocaciones de la provincia Santo Tomás de Villanueva. Él es brasileño y tiene a su cargo la animación vocacional de los países de Argentina, Brasil, España, Perú y Venezuela. Para ello trabaja en equipo con una red de promotores vocacionales en cada país.

Gustavo, además está muy comprometido con el trabajo de los jóvenes; no obstante, la pandemia ha frenado muchas de sus iniciativas. Nosotros conversamos con él y esto fue lo que nos dijo.

1. Gustavo, en algunos países se ha celebrado en abril la Semana Vocacional Agustiniana, ¿no es así en Brasil?

Sí, en algunos países se celebra la Semana Vocacional Agustina Recoleta en abril, pero en otros, ya es costumbre hacerlo en otra fecha. Lo que está sucediendo es que en el caso de Brasil hay una vieja costumbre de celebrar el mes vocacional en agosto. Todos los años, la Iglesia en Brasil se centra mucho en el tema vocacional en todas las áreas. Por lo tanto, decidimos irnos para celebrar no solo una semana vocacional, sino un «mes vocacional agustino recoleto». Sin embargo, esto no impidió que los ministerios celebraran el Domingo del Buen Pastor, un día de oración mundial por las vocaciones, una jornada muy bien preparada.

2. Como promoción vocacional, a nivel provincial, ¿cuáles son los objetivos que se han establecido?

En la provincia de Santo Tomás de Villanueva hemos trabajado mucho en el tema vocacional; tratamos de hacer todo lo que ordena el Capítulo general y provincial. Primero, debemos agradecer el apoyo incondicional que el provincial y su consejo brindan a los promotores vocacionales.

Como objetivo prioritario, hemos querido intensificar la capacitación y preparación de los promotores vocacionales, alentándolos a participar en cursos y reuniones promovidos por la Orden y la Iglesia. Nuestra secretaría vocacional y juvenil ha querido promover una «Escuela de Promotores Vocacionales», que se habría celebrado, en julio de este año; pero dada la realidad actual, tuvimos que cancelar y reprogramar una nueva fecha. También hemos estado trabajando arduamente en el tema del Itinerario vocacional agustino recoleto (IVAR) en todos los países. Igualmente, estamos experimentando las reuniones de consejeros vocacionales locales, en cada país de la Provincia, con la participación de los laicos de nuestros ministerios, para que se sientan parte esencial en el trabajo vocacional.

Ya hemos logrado promover esta reunión en España, Perú y Brasil; en Argentina y Venezuela estaban programados para abril pasado, sin embargo, con toda esta pandemia, tuvimos que posponerlo. Esperamos lograrlo en 2020.

3. ¿Cómo trabajan los promotores vocacionales en medio de esta pandemia?

Es un desafío. Hemos vivido un nuevo tiempo; y, por supuesto, el ministerio vocacional no está fuera de esta novedad. Muchos promotores están siendo creativos en este momento de pandemia, acompañando a jóvenes con vocaciones a través de plataformas digitales, mensajes de teléfono celular, grabación de video, etc., ya que las reuniones físicas no pueden ocurrir. Este tiempo de pandemia tiende a enseñarnos una nueva forma de monitorear, incluso físicamente distante, digitalmente cerca.

Lo que nunca podemos hacer es perder el contacto con estos jóvenes que están en acompañamiento, para que se sientan apoyados en este difícil momento por el que atraviesa el mundo.

4. Han pasado varios años desde que se implementaron las nuevas estrategias y el nuevo estilo de trabajar en la promoción vocacional. ¿Qué resultados se han obtenido?

Con la gracia de Dios, hemos evolucionado mucho en el trabajo vocacional a nivel de la Iglesia y la Orden. En relación con la Iglesia, desde el Papa san Juan Pablo II, se ha hablado mucho más sobre una «cultura vocacional».

De hecho, nuestras comunidades eclesiales han sentido sembradores vocacionales. Sin embargo, sabemos que todavía faltan laicos que se sientan comprometidos con esta misión de sembrar el llamado vocacional que Dios hace a todos los bautizados. Con respecto a nuestra Orden, hemos recorrido un largo camino. Hace unos años, la Orden adoptó una forma de trabajar en la cuestión vocacional basada en la imagen del compatriota, quien, cuidando su cosecha, trabaja en las etapas de «arar, sembrar y cultivar».

Hoy tenemos buenos documentos y material variado que nos ayudan con esta siembra vocacional. Otro resultado importante es también el tema de la capacitación específica para promotores vocacionales. La formación y preparación ha sido una preocupación frecuente de la Orden, ya sea en reuniones o en materiales disponibles.

Otro resultado importante, particularmente para nuestra provincia de Santo Tomás de Villanueva, ha sido el aumento en el número de vocaciones. Este es el resultado del estímulo y el apoyo de nuestro prior provincial y su consejo y también del trabajo incansable de nuestros promotores y guías vocacionales locales en cada país.

5. ¿Es difícil comunicar a los jóvenes de hoy el mensaje de Jesucristo?

Comunicar el mensaje cristiano a los jóvenes de hoy es un gran desafío. Porque no solo se trata de enseñar varias teorías sobre Jesucristo, sino de cómo conocerlo, imitarlo y querer seguirlo más radicalmente. A los jóvenes les resulta difícil comprender a menudo que la propuesta de Cristo es una propuesta radical y que quien decide dar su vida por él decide abandonarse a sí mismo en sus manos. Confiar en él por completo.

Otro desafío para los jóvenes es la cuestión de un compromiso duradero y perpetuo. Para muchos jóvenes, «perpetuo» es demasiado largo. Y tienen miedo de hacer un voto, una consagración radical. Nuestra misión es ayudarles a comprender que vale la pena dar su vida radicalmente por la causa del Reino de Dios. Como dijo el Papa Emérito Benedicto XVI: «quien da todo a Cristo no pierde nada, gana todo».

6. ¿Cómo responden los jóvenes al carisma de los agustinos recoletos?

Lo que más me impresiona y encanta es que nuestro carisma agustino recoleto continúa inflamando los corazones de muchos jóvenes. Muchos se ven en nuestro padre san Agustín, en su conversión de la vida y en su manera de seguir a Jesucristo. La vida de interioridad, la vida de comunidad, la vida de amistad y la vida de apostolado también han hecho que el corazón del joven también se sienta apasionado y ardiente con el deseo de seguir a Cristo. El mayor desafío, creo, está en nuestras comunidades, en cada religioso, porque nosotros mismos somos la mejor propaganda vocacional del carisma, que puede existir. Cuando hayamos asumido eso, muchas otras personas también querrán seguir a Jesucristo, al estilo de san Agustín.

7. Brasil es un país que está siendo muy afectado por la COVID-19. ¿Cuál es su opinión sobre esta realidad?

Sí, Brasil realmente ha sido un país muy afectado por la COVID-19. Ha sido muy difícil y duro ver personas que pierden a sus familiares y amigos debido a esta enfermedad. Sin embargo, duele aún más, ver personas que no cuidan ni se preocupan, que no respetan el distanciamiento y el aislamiento social.

Esto no es humano, mucho menos cristiano. Necesitamos cuidarnos, debemos quedarnos en casa, necesitamos ser cristianos en teoría y en la práctica; en la ética del respeto y el cuidado. Quiero que nuestras comunidades religiosas agustinas recoletas sean un signo de encuentro, compasión y caridad hacia la humanidad. Espero que esta pandemia nos enseñe a regresar del confinamiento mucho mejor que antes; personas cada vez más solidarias, humanas, que saben vivir y dar amor y respeto. Dios nos cuide y nos proteja.

Noticias Relacionadas

Retiro Corazón Inquieto 2019 de la Parroquia San José

Augusto Uriarte

Los Agustinos Recoletos amplían su acción pastoral en Cuba

admin

Salvaterra: Marajó dos Bacurizeiros e assopro dos Anjos

Vanesa Pagiola

Conhecendo a Frei Pedro Santos

Sergio Sambl

Muere el misionero fray Cassiano Amorim en Brasil

Sergio Sambl

La parroquia Santa Mónica de Chota empieza la misión casa por casa

Nicolás Vigo

Deja un comentario